Tu silla te está matando…

¿Cuántas horas te la pasas todos los días en una silla o un sillón frente a la computadora, la televisión o tu escritorio? Si son muchas, trata de estar más tiempo de pie y en movimiento. Permanecer inmóvil en una silla – o en el butacón más cómodo – durante demasiado tiempo, perjudica tu salud y hasta puede aumentar tus riesgos de muerte prematura. ¡Ponte de pie ahora mismo!

Foto de sitio web i.ytimg

Si llevas una vida ajetreada y siempre andas ocupada con mil labores que hacer, quizás te resulte tentadora la idea de sentarse en una cómoda silla y no moverte de ahí en todo el día. O recostarte frente a la televisión sin mover un dedo puede parecerte el paraíso después de una jornada bien pesada. Para un día de descanso, está bien, pero si esto se repite todos los días, eso que te parecía una excelente idea puede convertirse en pesadilla y un verdadero peligro para la salud, empezando por el corazón y por los riñones.

Cada día surgen más razones que te animan a realizar actividades físicas para fortalecer el corazón, mantener el peso apropiado, controlar el colesterol y prevenir algunas enfermedades. Pero ahora hay una más. Un estudio, realizado en la Universidad de Sydney, Australia,  y publicado en la revista Archives of Internal Medicine, sugiere que las personas que pasan sentadas de ocho a once horas al día tienen un riesgo 15% más alto que las que se sientan cuatro horas al día o menos. Y esa probabilidad aumenta a un 40% en las que están en una silla once horas o más al día.

Este estudio (que respalda datos sugeridos por estudios anteriores) se realizó entre un gran número de participantes: 222.000 adultos mayores de 45 años, que reportaron sus propios datos. El objetivo fue investigar los efectos nocivos para la salud si una persona pasa una gran parte del día sentada.

El 62 por ciento de los participantes en el estudio dijeron que eran obesos o tenían sobrepeso, y casi el 87 por ciento reportó tener buena salud. Una cuarta parte dijo que pasaba al menos ocho horas al día en su silla. Lo curioso es que los promedios de riesgo se mantuvieron elevados aun después de tener en cuenta la actividad física, el peso y el estado de salud de las personas. O sea, que el simple hecho de pasar sentado demasiado tiempo puede aumentar el riesgo de muerte.

También se reveló que las personas inactivas que estaban más tiempo sentadas tenían el doble de riesgo de morir en un plazo de tres años, frente a las personas activas que estaban sentadas menos tiempo. Además, entre las personas físicamente inactivas, las que estaban más tiempo sentadas aumentaban sus probabilidades de morir en una tercera parte, comparado con las que pasaban menos tiempo sentadas.

Sin embargo, aunque el estudio encontró una asociación entre el tiempo que la persona pasaba sentada y el riesgo de muerte, no halló pruebas de que exista una relación de causa y efecto. Por otra parte, el estudio se realizó durante un tiempo relativamente corto, y tal vez no se tuvieron en cuenta problemas de salud que no se habían diagnosticado entre los participantes, que pudieran haber sido la principal causa de la muerte.

Es posible también que muchas personas que pasan demasiado tiempo sentadas no estén bien de salud o tiendan a tener problemas de obesidad y cardiovasculares, que son situaciones que les impiden moverse más. Se necesitan más estudios, por lo tanto, para obtener la relación exacta entre estar sentado y desarrollar enfermedades como diabetes, cáncer y problemas  cardíacos.

De todos modos, es preferible que tomes tus precauciones. Lo primero: ¡levántate de esa silla! Es cierto que no puedes dejar de trabajar, y es posible que realices sentado(a) delante de un escritorio gran parte de tu trabajo. Eso, naturalmente, no lo puedes cambiar, aunque te convendría hacer pequeñas pausas de vez en cuando durante tus horas de trabajo, ponerte de pie y dar unos pasos dentro de la misma oficina para estirar las piernas.

Pero sí puedes y debes hacer algunas modificaciones en tu tiempo libre (además de buscar un espacio para practicar tus ejercicios), puesto que el riesgo de muerte aumenta dramáticamente después de estar ocho horas sentado. Por ejemplo, trata en lo posible de moverte y de hacer de pie las tareas que te esperan cuando regreses a la casa. Y en lugar de sentarte en tu silla favorita después a ver la televisión o a navegar por la red frente a la computadora, da una buena caminata para afirmar tus músculos, darle energía a tu cuerpo y para prolongar tu vida.

Tomado de: sitio web vidaysalud

Author: DimeCuba

DimeCuba, como parte de la gran familia cubana, tiene como misión acercar a todos sus miembros mediante servicios de comunicaciones innovadores, asequibles y de máxima calidad ofreciendo un trato personalizado y cercano

Share This Post On

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *