Marcas de EEUU registradas en Cuba se duplican en el 2016

La Oficina Cubana de la Propiedad Industrial (OCPI), entidad estatal que examina y otorga los registros de marcas y nombres comerciales en la isla caribeña, ha recibido en lo que va de año más de mil solicitudes de compañías estadounidenses, de acuerdo a un reportaje del Nuevo Herald.boletin-274-oficina-cubana-de-la-propiedad-industrial

La cifra de solicitudes de 2016 duplica la de 2015 y supera ampliamente la de 2014, año en que comenzó el proceso de acercamiento diplomático entre Washington y La Habana. La agencia Reuters cifra en apenas 78 las marcas estadounidenses que se registraron en la isla en 2014.

Según el diario miamense, la política de acercamiento con Cuba que impulsa el presidente Barack Obama ha desatado un “frenesí” de empresas de EE.UU. queriendo registrar sus marcas en el país comunista.

Amparadas por una excepción al embargo, desde los años 60 muchas compañías estadounidenses han registrado marcas en Cuba. Sin embargo, el nuevo marco de relaciones entre ambos gobiernos ha despertado el interés comercial.

John Kavulich, presidente de la U.S.-Cuba Trade and Economic Council, ha dicho que “las seis rondas de cambios en las regulaciones desde el 17 de diciembre del 2014 han sido un catalizador en los registros de propiedad intelectual de compañías de EE.UU.”

Netflix, Hershey’s y Twitter se registraron en Cuba durante 2015. Lo mismo hizo General Motors con Camaro, Tahoe, Cruze y Buick, mientras que Chrysler registró los modelos Compass, Charger y Challenger.

Entre las otras muchas marcas que se registraron, están las cadenas de restaurantes Outback Steakhouse, Chick-fil-A, Bonefish Grill y IHOP.

En tanto, 2016 incorpora a Disney, Taco Bell, Uber, Starbucks, Chevron, Domino’s y Bank of America, Apple y Microsoft. La lista se extiende a MGM Resorts International, el imperio de los casinos en Las Vegas, así como a Go Pro, Fossil, Abbot, Instagram y Periscope.

Inclusive cadenas televisivas como MTW, Showtime, Dish Network, Comcast, Bloomberg, CBS y Univisión, también se registraron en Cuba. La televisión en la Isla, de propiedad exclusivamente estatal, reproduce películas y series estadounidenses sin pagar derechos de autor.

De acuerdo a una nota de la cancillería cubana, hasta ahora hay más de 6 000 marcas de compañías estadounidenses en los registros de la Isla, debido a que además de las de la OCPI, hay otras bajo el Protocolo de Madrid, un tratado internacional del que Cuba es signataria.

Emilio Morales, director del Habana Consulting Group, explica que el aumento en el número de registros de marcas de EEUU es una consecuencia directa del deshielo. Antes del restablecimiento de relaciones bilaterales, el interés de los inversionistas en Cuba era “muy pobre”.

Con el fin de proteger su propiedad intelectual, algunas compañías han registrado sus marcas en Cuba durante décadas. El registro se renueva cada diez años, según establecen las leyes cubanas. La famosa cadena de comida rápida McDonald’s, por ejemplo, se ha registrado en Cuba desde 1985.

Las marcas que se registran en Cuba lo hacen para anticipar problemas futuros, según la abogada Christiane Campbell, experta en propiedad intelectual y miembro del Grupo de Negocios con Cuba del Bufete Duane Morris

Campbell señala que “(las compañías) están tratando de ser proactivas” debido a que “algún tercero puede registrar una marca buscando que el verdadero propietario tenga que negociar con ellos” y “rescatar” una marca es mucho más costoso que protegerla.

El costo de inscribir una marca en Cuba ronda los 1 500 dólares, repartidos en 300 dólares que cobra el gobierno cubano y los honorarios de asesoría legal. Pero en un caso de litigio los costos podrían ser mucho mayores.

 

Con información de: Sitio web cubanet

Author: DimeCuba

DimeCuba, como parte de la gran familia cubana, tiene como misión acercar a todos sus miembros mediante servicios de comunicaciones innovadores, asequibles y de máxima calidad ofreciendo un trato personalizado y cercano

Share This Post On

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *