2017, una Cuba con sacrificio

Todavía en los medios de prensa internacionales se está publicando la ya conocida recesión de la economía cubana al cierre del año 2016, así como el discurso del Presidente cubano en la clausura de la sesión de fin de año del Parlamento Cubano, donde ratificaba la difícil situación financiera y económica que deberé atravesar el país para el 2017.

Una vez más, un llamado al sacrificio del pueblo cubano, cuando se inicia el año 59 de la revolución, algo que que se ha repetido de manera cíclica en diferentes discursos por parte de la máxima dirección del gobierno cubano en todos los años de revolución.

Durante el discurso, el presidente cubano en una de sus partes expresó “Reconozco que no estamos satisfechos en esta esfera (inversiones extranjeras) y que han sido frecuentes las dilaciones excesivas del proceso negociador.  Es preciso superar de una vez y por siempre la mentalidad obsoleta llena de prejuicios contra la inversión foránea”. “Para avanzar resueltamente en esta dirección debemos despojarnos de falsos temores hacia el capital externo; no vamos ni iremos al capitalismo, eso está totalmente descartado, así lo recoge nuestra Constitución y lo mantendrá, pero no debemos cogerle miedo y ponerle trabas a lo que podemos hacer en el marco de las leyes vigentes”.

A pesar de que la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, no despega, y el apoyo financiero desde Brasil, fue cuestionada, lo dicho daba un luz en la intención e interés en temas que a la larga pudiera mejorar la vida del día a día para los cubanos de a pie.

La apuesta inmediata es la potencialización del sector turismo, y la industria anexa, donde los Estados Unidos, puede jugar un papel primordial, siempre y cuando las reformas iniciadas y –que avanzan con lentitud lo permitan–, esa fue una buena señal dada al cierre del 2016.

Hoy durante la celebarción en la Plaza de la Revolución, la única oradara—una joven dirigente juvenil—en su discurso, recarcó “el proceso de acercamiento con Estados Unidos será largo y queda mucho por hacer”, una señal, que las cosas no avanzarán como lo quiere ver y sentir el cubano de a pie.

Más adelante declaró “Cuba no va renunciar a uno solo de sus principios”.

Habrá que esperar, cual será la posición que asumirá el presidente electo Donald Trump, a partir del 20 de enero, donde ya durante su campaña adelantó que para que siguieran dándose pasos en el mejoramiento de las relaciones con Cuba, el gobierno de la isla, debería corresponder con acciones concretas y en particular en lo referente al tema de los derechos humanos.

Cuba urge de una inyección de capital extranjero, Estados Unidos puede ser una de las vías más cercanas e inmediata, queda por ver.

Este es el escenario a enfrentar por los cubanos en el nuevo año, no les queda de otra será una vez más un año de sacrificio para el pueblo cubano

Author: DimeCuba

DimeCuba, como parte de la gran familia cubana, tiene como misión acercar a todos sus miembros mediante servicios de comunicaciones innovadores, asequibles y de máxima calidad ofreciendo un trato personalizado y cercano

Share This Post On

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *